Los establos lecheros históricamente han criado becerros (as) predestetados en corraletas o jaulitas individuales. Esto hace más fácil la alimentación, permitiendo un monitoreo individual y para frenar brotes de enfermedades. A medida que las granjas hacen la transición a alojamiento grupal, este método tradicional está siendo cuestionado.

Los becerros criados en grupos gozan de un ambiente más natural que desarrolla su comportamiento en hato en una etapa temprana de su vida. Un sistema de alimentación automatizada, estándar en la mayoría de alojamientos grupales, imita los niveles naturales de ingesta de nutrientes de un becerro.

Ofrece el beneficio de entregar comidas más consistentes a una frecuencia más alta, frescamente preparada durante todo el día en porciones y temperatura óptima.

Un sistema de alimentación robótico entrega comidas y también proporciona indicadores clave de rendimiento para el productor, como la velocidad de beber de un individuo, tamaños de las comidas y visitas del alimentador.

Los productores que se han cambiado dicen que prefieren los alimentadores robóticos porque convierten tareas menores, como el lavado de biberones, en tareas de valor agregado como monitorear los registros de salud del becerro y dar atención extra a becerros con necesidades especiales.

Beneficios potenciales

La alimentación grupal significa una jugada de la industria lechera para ser más proactivos en lugar de reactivos, con la salud del becerro. En lugar de limitarse a ofrecer una nutrición adecuada, la alimentación acelerada permite la maduración de los intestinos. Un creciente número de estudios sugiere que el periodo de crecimiento más eficiente de un becerro es durante sus primeros 2 meses de vida.

Los estudios también sugieren que los animales más productivos se preparan para el éxito al nacimiento el lugar de 5 o 6 meses después. Un meta análisis de siete estudios universitarios, realizado por la Universidad de Cornell, vio un aumento en el promedio en la producción de leche de primera lactancia de más de 1,500 libras de leche en becerras en programas de crecimiento acelerado (tabla 1).

Becerros en programas de crecimiento

Cuando se hace correctamente, la alimentación de becerros en grupos acelerada va a costar más por adelantado en sustituto de leche pero se pagará después cuando esas becerras maduren. No hay una explicación probada del por qué ocurre esto. Siendo realistas, puede haber varios factores en juego.

Una hipótesis es: la alimentación acelerada conduce a un aumento del crecimiento en las células mamarias previo al destete. Otra hipótesis sugiere la proliferación de células madre que podría conducir a mayores células secretoras una vez que se impregna una vaquilla.

El aumento en la producción futura es algo atractivo, pero el argumento económico real a favor de la alimentación grupal acelerada es reducir los costos de reemplazo. Para maximizar el retorno de la inversión, los investigadores de la Universidad de New Hampshire encontraron que el crecimiento en las vaquillas de reemplazo tanto en altura como en peso para su primer inseminación dentro de los 12 a 14 meses es crucial. Pregúntese usted mismo cuántas de sus vaquillas están pariendo a los 22 meses o antes y en qué podría contribuir potencialmente estoa sus resultados.

El estudio también encontró que los becerros criados en grupos y alimentados con una dieta alta en proteínas en los alimentadores robóticos, tuvieron niveles de glucosa más bajos y niveles más altos de urea en sangre al momento del destete cuando se compararon con los métodos de alimentación convencionales.

Esto sugiere que estos becerros se ajustaron mejor a la dieta durante el periodo de destete y entraron en transición más rápido hacia rumiantes.

Consideraciones de alimentación automatizada

Desarrollar becerros musculosos, delgados y bien adaptados no es tan fácil como comprar un robot. Al instalar un sistema de alimentación automatizado, el trabajo diario se basará más en manejo que en rutina.

Los alimentadores robóticos sin embargo, requieren de mantenimiento y limpieza diarios, así que los propietarios rara vez reportan pasar menos tiempo en el área de crianza o becerros. Sin embargo, existe la flexibilidad de manejar el área a su propio ritmo y horario.

Los robots pueden operar de forma continua, pero hay kits de servicio para instalar y softwares para actualizar. El potencial de error humano todavía existe, pero las oportunidades para que eso ocurra disminuyen. Además, un sistema de alimentación automatizado funciona de manera óptima cuando el productor personaliza el horario de alimentación. Esto ayuda a los becerros más pequeños o más jóvenes a sobresalir en conjunto con sus contrapartes más grandes.

Cualquier persona que considere un sistema de alimentación robótico para becerros, debe tener una larga conversación con el distribuidor para entender lo que puede suceder e los 24 meses después del inicio. Esta discusión debe incluir los intervalos de servicio y los presupuestos de mantenimiento preventivo.

También debe determinar qué partes serán almacenadas en el establo y qué piezas serán almacenadas con el concesionario. Los productores nuevos dentro de la alimentación robótica deben seguir con diligencia todas las instrucciones del fabricante. Un fallo en el mantenimiento de rutina al momento recomendado puede costar muy caro. Esperar “a la próxima vez” para reemplazar una pieza podría terminar constándole una nueva caldera.

Otra consideración a la hora de comprar un alimentador de becerros robótico es la inclusión de un sistema de monitoreo de actividad en vaquillas. Las vaquillas en edad reproductiva a menudo están lejos del corral y se olvidan fácilmente.

La alimentación grupal acelerada aumenta la inversión financiera en los becerros, por lo que vuelve aún más crítico notar el retorno de la inversión con un aumento en las tasas de concepción. Un sistema de actividad para vaquillas, debe ser tomado en cuenta para doblar su inversión.

Planear para el futuro

El alojamiento grupal es una manera más natural de criar a los becerros y/o becerras porque promueve los instintos naturales para vivir en manada y para la ingesta de nutrientes. También permite al operador personalizar el sistema para potencialmente criar animales más grandes más rápido. Hay muchas consideraciones que lo convierten en un esfuerzo práctico, y muchos productores han prosperado. La receta para el éxito viene de un conocimiento profundo de todos sus matices.

El rumen es la fuente de dinero que convierte el alimento caro en leche. Desarrollar el rumen a una edad temprana y después cosechar la leche lo más pronto posible le ayudará a aumentar el flujo de efectivo y a incrementar sus ingresos. La alimentación grupal no es para cada operación,  pero su ventaja económica puede ser inmensa.

Foto de portada: el alojamiento grupal es una manera más fácil de criar becerros debido a que promueve los instintos naturales de manada y la ingesta de nutrientes. Foto de Emily Caldwell.

Artículo escrito por: Jim Mattox,  Solution Manager – Feeding Systems and Nutrition,  DeLaval Inc.