Cuando miramos la rentabilidad de la granja, sabemos que la reproducción es un componente crítico. Si las vacas quedan preñadas a tiempo, producen más leche, tienen intervalos de parto más cortos y dan a luz a más reemplazos.

Hay numerosos factores que contribuyen a un gran programa reproductivo, pero el éxito a menudo se reduce a centrarse en las vacas, las personas y la ciencia.

Las vacas

Lograr una preñez requiere una gran atención a la salud general de la vaca, especialmente durante los períodos seco y fresco. Observe de cerca los siguientes componentes de salud con su veterinario o nutricionista:

  • Manejo del estrés. El estrés puede presentarse de muchas formas, como hacinamiento, mala nutrición y manejo inadecuado. Los problemas de las vacas frescas, que incluyen cetosis, metritis, mastitis y abomaso desplazado, a menudo se deben al estrés y pueden obstaculizar el rendimiento reproductivo.
  • Comodidad de la vaca. Una pieza clave para proporcionar un entorno libre de estrés es priorizar la comodidad. Esfuércese por proporcionar a su rebaño un espacio adecuado para comederos, una densidad de población adecuada, cama y material de encamado amplio, movimientos limitados del corral y un ambiente limpio.
  • Nutrición. Las vacas secas necesitan una cantidad suficiente de energía, proteínas, vitaminas y minerales en su dieta. Después del parto, se debe ofrecer a las vacas frescas una ración balanceada con forrajes de alta calidad, y el alimento debe estar accesible en todo momento para fomentar la ingesta de materia seca (DMI).
  • Cuidado de vacas frescas. Inmediatamente después del parto, puede ser difícil para las vacas mantener el equilibrio de calcio, haciéndolas vulnerables a los problemas de las vacas frescas. Proporcionar un suplemento oral al refrescarse puede ayudar a reforzar los niveles de calcio en sangre cuando más se necesita.

La gente

Las personas involucradas en una operación lechera son las que separan los buenos programas reproductivos de los excelentes. Por ejemplo: supongamos que está llevando a cabo un programa doble de Ovsynch y los empleados pierden el 5% de las vacas en cada una de las seis inyecciones. Eso puede parecer un pequeño margen de error, pero para cuando el protocolo esté completo, solo alrededor del 73% de las vacas habrán recibido todas sus inyecciones. Para asegurarse de que su personal cumpla con las normas lo más posible, considere las siguientes prácticas:

  • Entrene y vuelva a entrenar. Tómese el tiempo para mostrarles a los empleados exactamente cómo quiere que se hagan las cosas y explíqueles lo que está haciendo. Tenga cursos de actualización ocasionales para recordar a los trabajadores experimentados los procedimientos correctos.
  • Ayude a los empleados a comprender el “por qué”. La educación continua de los empleados puede aumentar la satisfacción y la inversión en el trabajo. Es más probable que las personas continúen con los procedimientos establecidos si comprenden por qué los están haciendo.
  • Publique claramente los protocolos. Las imágenes y los diagramas también sirven para aclarar. Tenga en cuenta que muchos empleados agrícolas tienen diferentes niveles de educación. Proporcione estos procedimientos en los idiomas que hablan sus trabajadores para mejorar la comunicación.
  • Concéntrese en la retroalimentación. Proporcione comentarios con frecuencia y reconozca cuando las personas están haciendo las cosas bien. Tratar a los empleados de manera justa y con respeto es muy útil.

La ciencia

Durante los últimos 25 años, hemos logrado grandes avances en nuestra comprensión de la fisiología reproductiva del ganado y en cómo crear programas de fertilidad eficaces. Tener un conocimiento básico de la ciencia detrás de estos programas de fertilidad, incluidas las hormonas utilizadas, ayudará a garantizar que los protocolos se sigan correctamente. Las principales hormonas que se utilizan para sincronizar vacas inscritas en programas de fertilidad son:

  • Prostaglandina (PG): hacia el final del ciclo estral, las vacas producen naturalmente PG, lo que provoca la regresión del cuerpo lúteo (CL), que ha estado produciendo progesterona durante la mitad del ciclo estral. Cuando esto ocurre, el folículo dominante completará el desarrollo y producirá estrógeno; luego las vacas entran en celo y ovulan. Si se inyecta PG en la etapa correcta del ciclo, ocurrirá la misma secuencia de eventos.
  • Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH): la GnRH se produce en el cerebro de una vaca de forma natural y provoca la liberación de otras hormonas importantes para el desarrollo folicular y la ovulación. Cuando se administra, la GnRH provoca la ovulación del folículo dominante o la formación de tejido lúteo dentro del folículo, que regresará cuando se inyecte PG posteriormente.
  • Progesterona: esta hormona, producida por la CL, previene el calor y la ovulación. Los niveles de progesterona comienzan a aumentar después de la ovulación y son más altos entre los días 6 y 16 del ciclo estral. La administración de PG durante este período de tiempo provocará la regresión de CL y una posterior reducción de la progesterona, lo que provocará que la vaca entre en celo. Si la vaca está preñada, el CL continúa produciendo progesterona para mantener la preñez.

Existen varios protocolos de sincronización que requieren una o más de estas hormonas. Su veterinario podrá ayudarlo a encontrar el mejor protocolo para su rebaño. Cuando trabaje con su veterinario, cree un protocolo que esté configurado para:

  • Seguir un período de espera voluntario (VWP) de 70 a 80 días. Cada hato tiene un VWP ideal, pero aumentar el VWP de 70 a 80 días en rebaños de alta producción generalmente significa un ambiente uterino más fértil.
  • Pre-sincronizar vacas. Casi una cuarta parte de las vacas lecheras lactantes no ovulan a los 50 a 65 días en la leche. Esto puede estar relacionado con un balance energético negativo en las primeras etapas de la lactancia o eventos de salud como la retención de membranas fetales o metritis. Las tomas de pre-sincronización son una buena manera de hacer que esos animales comiencen. Considere los programas que utilizan GnRH durante la sincronización previa. La GnRH puede ayudar a que esas vacas con problemas a arrancar con el pie derecho.
  • Priorizar la detección de celos. La detección de celo es un componente crítico para la identificación temprana de vacas que no quedan preñadas después de la inseminación artificial (A.I.). Haga un protocolo que incluya la observación planificada de rutina de los calores, ya sea mediante detección visual o monitores de actividad.
  • Concentrarse en las pequeñas ganancias. Es fácil sentirse abrumado al intentar implementar un protocolo de sincronización. La clave es seguir trabajando con un veterinario y tratar de identificar pequeñas ganancias. A veces, es tan simple como comprar un par de cajas de tiza en la cola y pasar 20 o 30 minutos al día monitoreando los calores.

No existe un enfoque único para todos cuando se trata de seleccionar un protocolo de fertilidad. Cada lechería debe priorizar las vacas, las personas y la ciencia de un programa reproductivo de una manera que se adapte a su manejo único.

Artículo escrito por: Jennifer Roberts, Veterinaria de Boehringer Ingelheim para Progressive Dairy

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México