Prestar especial atención a las vacas en transición del establo de primer plano o de maternidad al corral de frescas generalmente paga grandes dividendos para el productor lechero. En ningún otro momento del ciclo de lactancia de una vaca, ella será más propensa a enfermedades y contratiempos que esta breve ventana. Los grandes dividendos pagados al productor lechero incluyen una mayor producción de leche, mantener / minimizar la pérdida de puntaje de condición corporal, baja incidencia de trastornos metabólicos, minimizar la pérdida de inmunocompetencia, controlar / disminuir los días hasta la primera ovulación y mantener / mejorar la fertilidad después del nacimiento de un becerro sano.

La ciencia y las prácticas de cría de animales se unen en este momento para producir resultados que hacen que llos tambos lecheros sean sostenibles y rentables en los peores tiempos económicos. Es una práctica común en la mayoría de las granjas lecheras alimentar con una dieta negativa de diferencia catiónica aniónica (DCAD) para ayudar a la vaca a mantener la homeostasis del calcio mediante la utilización de las reservas de calcio disponibles en su cuerpo cuando las necesita. Si bien cada vaca de alta producción se convertirá en hipocalcémica o baja en calcio sérico durante al menos unas pocas horas después del parto, la utilización de una dieta DCAD negativa acortará la duración y evitará que se convierta en un problema

Las vacas hipocalcémicas afectadas subclínicamente, que no pueden competir en el tanque, han reducido la motilidad intestinal y la coordinación muscular está reducida, y pueden ser más propensas a enfermedades de transición relacionadas con esta afección, como fiebre clínica de la leche, mastitis, metritis, placentas retenidas, cetosis, etc.

Los productores que evitan estas dificultades prestan especial atención a las siguientes áreas comunes que desafían el éxito negativo de la dieta DCAD en el corral de reto:

  * Aniones adecuados en la dieta.
 *  Apunte al menos 21 días en corral de pre-frescas
 *  Mantener altas ingestas de materia seca (DMI)
 *   Mezcla física adecuada de dietas DCAD
 *   Evitar fuentes inesperadas de cationes

Alimentar la cantidad adecuada de aniones es fundamental. DCAD es un número en la formulación de raciones que debería ser negativo, pero un número DCAD no se ajusta a todas las granjas. El nivel de DCAD que hace que las vacas se acidifiquen adecuadamente en una granja será completamente diferente de otra granja. La única forma de determinar el éxito es obtener valores de pH de orina que sean consistentemente uniformes y estén en el objetivo (entre 5.5 y 6.0, como ejemplo). Una dieta DCAD negativa debe producir rangos objetivo de pH de la orina dentro de tres a cuatro días después de que las vacas estén expuestas a la dieta, y las vacas deben mantenerse en el rango objetivo durante el período de reto. Dentro y fuera del rango objetivo puede causar una falla en la dieta de transición. Apunte el pH de la orina, no un número DCAD.

La exposición a la dieta DCAD negativa debe ser de al menos 21 días de duración. Si bien solo lleva unos días hacer que una vaca responda a una dieta DCAD negativa, la investigación ha demostrado que si la vaca toma esta dieta menos de 21 días, es más propensa a las enfermedades de transición y disminuye la producción de leche en la lactancia temprana. Muchos gerentes optan por acortar este tiempo en el corral de reto para evitar el hacinamiento, pero si las vacas paren demasiado pronto, no se beneficiarán completamente de la dieta negativa DCAD. En muchas granjas, esto se convierte en una situación de no ganar, ya que eligen evitar el mayor desafío de hacinamiento.

El mantenimiento de DMI en el corral de reto a menudo no se realiza debido a varios factores. Si el DMI de su corral de reto no es de 30 libras o más, varios factores pueden estar contribuyendo. La dureza del producto aniónico suele ser el mayor desafío. Muchas sales o ácidos utilizados para lograr una formulación de dieta DCAD negativa no permiten tales ingestas. Encuentre los que sí. Además, este no es un momento para alimentar alimentos de baja calidad que pueden no ser palatables. La frescura de la alimentación, la cantidad de alimentos ofrecidos, el momento de la alimentación y el espacio para alimentarse pueden limitar la DMI.

Mantener la DMI es importante, pero la mezcla física de la dieta DCAD también es muy importante. Una ración mixta total (TMR) adecuadamente mezclada proporciona una alimentación uniforme a través de la litera, no un buffet de los diferentes ingredientes. De suma importancia es la longitud de corte de los forrajes. Estos deben cortarse a una longitud máxima de 2 pulgadas. Si el TMR tiene una apariencia peluda, es demasiado largo y las vacas aprovecharán esa oportunidad para clasificar el TMR. Esto derrota el propósito de la TMR en primer lugar, y todas las vacas comerán una dieta diferente. El TMR debe mezclarse adecuadamente para que todos los ingredientes se dispersen por toda la ración. Los TMR deben tener aproximadamente un 50% de humedad, a menos que las condiciones climáticas indiquen lo contrario.

Es importante probar todas las fuentes potenciales de alimento, especialmente los forrajes, antes de incluirlo en la dieta de reto. El antagonista de una dieta DCAD negativa es la adición de fuentes desconocidas de aniones fuertes (potasio y sodio) a la dieta, lo que hace que la dieta sea más positiva en DCAD. Esto podría deberse a la alimentación del montón de heno incorrecto, una fuente de forraje no probada o la formulación mineral incorrecta. Una dieta DCAD exitosa puede convertirse inmediatamente en fracasada si no se detecta rápidamente. El muestreo semanal del pH de la orina puede ayudar a detectar la adición de fuentes no planificadas de cationes en la ración en caso de que ocurra. La capacitación de los empleados que se alimentan también les permitirá comprender que es de suma importancia prestar mucha atención a la alimentación de este grupo de vacas.

Cuando una granja está fallando con la transición de las vacas, y los gerentes afirman que están siguiendo los requisitos de una dieta DCAD exitosa, el exceso excesivo de corrales puede desentrañar todo lo que están haciendo bien. Las vacas no deberían tener que competir por el espacio de literas, sombra, espacio de descanso, agua y otras comodidades en el momento en que más lo necesitan. Dos de los factores más críticos en la densidad de población de corrales de reto son permitir a las vacas al menos 30 pulgadas de espacio en literas (limitar la densidad de población al 80% de las cerraduras) y la disponibilidad de agua en varios lugares. Muchos corrales de pre-frescas no cumplen estos dos requisitos.

Hay mucho para monitorear en el corral de vacas de reto. Como mínimo, los valores semanales de pH de orina y DMI deben registrarse junto con el registro de rutina de eventos de salud de vacas frescas y producción temprana de leche. Todos indicarán el nivel de desafíos de la dieta DCAD y las vacas en transición en la granja. Puede tomar un poco más de tiempo o atención a los detalles, pero este es el momento en que la vaca puede volverse saludable.

Artículo escrito por: Glenn Holub, Senior Dairy Technology Manager de PHIBRO para progressive Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México