Skip to Content

Category Archives: Crianza de Becerras

Cinco cosas sobre la diarrea que es bueno saber

La diarrea apesta. En cierto sentido, eso es todo lo que necesitas saber.

Como muchas otras cosas en la vida, es más complicado que eso. Lo realmente importante es que esta enfermedad sigue dañando y matando a los terneros, y perjudicando a los negocios de las granjas. La diarrea es la enfermedad más común en las vaquillas predestetadas, con un 21% de todas las vaquillas afectadas (Fuente: NAHMS).  Y más de 20 años de uso de vacunas no han cambiado esta estadística.

Diseccionemos a este enemigo diarreico, para avanzar en el camino.

Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cien batallas – Sun Tzu

1.) Cosas que causan la diarrea de los terneros

Hay múltiples factores que contribuyen a la diarrea, incluyendo los bacterianos, virales, parasitarios, nutricionales y ambientales. Aquí nos centraremos en los factores bacterianos y víricos.

Los terneros suelen infectarse con E. coli en un entorno con malas condiciones sanitarias. El coronavirus y el rotavirus pueden ser causados por una serie de factores como la falta de saneamiento, un entorno sucio, el estrés y el clima frío y húmedo. Un calostro de mala calidad puede disminuir la capacidad del ternero para resistir los ataques de bacterias y virus.

El rotavirus se encuentra generalmente en el 75% de los casos de diarrea. Los terneros que tienen rotavirus tienen el doble de probabilidades de tener también criptosporidio (una enfermedad oportunista) y tienen 17 veces más probabilidades de necesitar un tratamiento respiratorio en el primer corral o antes de su traslado.

Dado que se trata de bichos desagradables, es vital contar con excelentes prácticas de manejo que mantengan a los terneros sanos y el entorno lo más limpio posible.

2.) Lo que agrava la diarrea de los terneros

Aunque es habitual que los terneros muestren los síntomas mencionados durante cinco o siete días, también pueden eliminar el patógeno del rotavirus en el entorno tras la infección durante mucho más tiempo.

La amplificación o el brote significativo de la enfermedad puede ocurrir en un rebaño cuando el rotavirus se propaga entre los terneros infectados y es eliminado por estos terneros en su entorno. Esta carga de patógenos en el entorno se acumula hasta un nivel que puede sobrepasar el estado inmunitario de los compañeros del rebaño, creando una enfermedad significativa y una pérdida de vidas. Este es uno de los principales impulsores de las nuevas infecciones por rotavirus: la gran exposición al patógeno que se libera en el entorno en un corto período de tiempo, especialmente en condiciones de estrés.

3.) Lo que afecta a la gravedad de un brote de diarrea

La carga de patógenos en el entorno, como acabamos de mencionar, frente al balance de inmunidad predice la gravedad de los brotes de diarrea. El nivel de anticuerpos en el sistema del ternero es lo que crea la inmunidad.

El trabajo de un anticuerpo es unirse a los patógenos para que dejen de ser infecciosos y no puedan multiplicarse. Por lo tanto, si los niveles de anticuerpos son mayores que la carga de patógenos, se evita la infección. Si el nivel de anticuerpos frente a la carga de patógenos se encuentra en niveles equilibrados, se estará saliendo adelante pero viviendo un poco al límite. Es más probable que los brotes de socavación sean desencadenados por factores de estrés menores como la fluctuación de la temperatura y las inconsistencias en la alimentación.

Ahora bien, si las cargas de patógenos son más altas que los niveles de anticuerpos, es cuando los antígenos se adhieren al intestino y se reproducen rápidamente. El ternero se infectará, mostrará síntomas clínicos y el patógeno se diseminará en el entorno.  La diseminación amplifica la enfermedad en todo el rebaño, ya que infecta a los compañeros de hato.

4.)  Cosas que puede hacer si la diarrea ataca

Detectar la enfermedad a tiempo. La detección precoz es vital para evitar la muerte debida a la diarrea. Las heces acuosas son el primer signo de la diarrea, que suele provocar deshidratación.

También puede observarse una reducción de la ingesta de leche, debilidad y heces con sangre. Una temperatura rectal de más de 103 grados Fahrenheit también puede indicar la presencia de esta enfermedad.

Si se encuentra en la situación de tener que tratarla, consulte con un veterinario para que le indique un plan de tratamiento adecuado. Su veterinario podrá establecer protocolos específicos para su granja en relación con los siguientes pasos a seguir después de experimentar un brote de diarrea, ya sea implementando el uso de reemplazo de electrolitos, terapia nutricional y de fluidos, antibióticos o una combinación de estos.

5.) Cosas que puede hacer para prevenir la diarrea

Ahora que conoce al enemigo, conózcase a sí mismo. ¿Cómo se comparan las precauciones que toma con las mejores prácticas de gestión? Averígüelo leyendo Cómo contrarrestar la complejidad de la diarrea con un esfuerzo centrado.

Artículo tomado de firstdefensecalfhealth.com

Traducción: MVZ Brenda Yumibe para Alta Genetics México

0 Continue Reading →

Por qué elegir el sustituto de leche adecuado es de vital importancia para su ternero

Los primeros seis meses de vida de un ternero representan sólo el 8% de su vida total, pero son responsables del 25% de su peso corporal total. Por lo tanto, es de vital importancia dar a su ternero el mejor comienzo en la vida como sea posible.

La madurez sexual de las terneras está directamente relacionada con el peso del animal más que con la edad. El coste asociado a intentar alcanzar los pesos objetivo de las terneras para que estén listas para criar a los 15 meses es una gran proporción del coste total de sus novillas de reposición.

Esto pone de manifiesto el hecho de que durante la fase de cría de las terneras hay que conseguir aumentos de peso de entre 0,75 y 1 kg/cabeza/día para tener alguna esperanza de alcanzar sus objetivos.

Objetivos para mejorar el rendimiento:

  • Destete: Las terneras deben tener al menos el doble de su peso al nacer (si las terneras no alcanzan su peso objetivo al destete, los estudios muestran que las vaquillas de primera lactancia pueden retroceder 156L de leche);
  • Parto: Las vaquillas deben tener el 90% de su peso corporal maduro;
  • 22-24 meses: La edad del primer parto.

¿Por qué alimentar con sustituto de leche?

Las investigaciones de Teagasc demuestran que los terneros pueden crecer igual de bien con un sustituto de leche que con dietas de leche entera; sin embargo, esto es así siempre que el sustituto de leche se formule correctamente a partir de ingredientes de buena calidad y se alimente de acuerdo con las instrucciones.

Una de las principales ventajas de alimentar a las terneras con sustituto de leche en lugar de leche entera es el hecho de que las terneras alimentadas con sustituto de leche pueden consumir un 33% más de concentrados durante la fase de críanza. Esto se debe a que el contenido de grasa de la leche entera es siempre mayor y da a la ternera una sensación de saciedad a lo largo del día.

Elegir un sustituto de la leche: ¿Qué buscar: leche desnatada o de suero?

Leche desnatada: Se obtiene de la leche a la que se le ha quitado la mayor parte de la grasa (nata). La leche desnatada se seca y queda la leche desnatada en polvo. La proteína es principalmente caseína, como la leche entera. La caseína forma un coágulo en el abomaso y se digiere como la leche entera, lentamente, a lo largo del tiempo.

En comparación, los polvos a base de suero de leche se digieren mucho más rápidamente y, en ausencia de caseína, no forman un coágulo. El suero es un subproducto de la producción de queso.

El pensamiento tradicional era que los desnatados son mejores, pero los polvos de suero también pueden funcionar muy bien y pueden fomentar la ingesta temprana de alimento seco. Lograr un equilibrio correcto entre ambos es la solución perfecta, con el rendimiento extra de los desnatados y el aumento de la ingesta de alimento seco del suero.

Proteínas

Los niveles de proteínas deben apoyar el crecimiento acelerado y el desarrollo de los tejidos de las terneras en los primeros años de vida.

Las proteínas de los sustitutos de la leche deben contener al menos un 70% de proteínas lácteas, ya que las terneras a una edad temprana no pueden digerir las proteínas vegetales. La cantidad de proteínas lácteas en el sustituto de la leche determina la calidad del polvo.

Grasas/Aceites

Por lo general, se componen de grasas vegetales como el aceite de soja, de palma y de coco. Un nivel demasiado alto de grasas puede suprimir la ingesta y provocar la aparición de la lactación; los niveles requeridos son del 16 al 20%.

Fibra

Es un buen indicador de la calidad de las proteínas. Los niveles de fibra superiores al 0,2% indican que la proteína tiene un mayor peso de las fuentes de proteína vegetal de menor calidad.

Ceniza

La leche entera tiene un contenido de cenizas de entre el 5,5 y el 6%. Los sustitutos de la leche siempre tendrán un mayor contenido de cenizas, ya que indica la adición de minerales y vitaminas. Los niveles requeridos son del 6 al 8%.

¿Qué ofrece Liffey Mills Elvor High Performance?

  • 25% de proteínas;
  • Polvo a base de suero de leche y de leche desnatada;
  • Contiene principalmente proteínas lácteas;
  • Su contenido en vitaminas y oligoelementos ayuda a reducir cualquier contratiempo en las primeras etapas de la vida del ternero;
  • Disponible en sacos de 25 kg;
  • Precio competitivo: un saco grande a un precio de saco pequeño.

El cliente de Liffey Mills, Michael Culhane, de Killaloe, Co. Clare, lleva tres años utilizando Elvor Performance.

Dijo: “Como miembro del grupo Green Acres Calf to Beef, he utilizado el sustituto de leche Elvor durante varios años.

“La elección del sustituto de la leche es importante para mí, ya que las primeras ocho semanas de vida de un ternero son vitales para su desarrollo y crecimiento futuro. He elegido el sustituto de leche Elvor porque tiene un alto contenido en proteínas y contiene el equilibrio correcto de proteínas lácteas y vegetales.

“Esto anima a los terneros a desarrollar su rumen y a pasar sin problemas a la ración Liffey Mills Calf 18. El polvo Elvor es fácil de mezclar y puede suministrarse caliente o frío. Otra consideración importante es el precio competitivo de Elvor”.

Artículo escrito por el equipo de AgriLand

Traducción MVZ Brenda Yumibe para Alta Genetics México

0 Continue Reading →

Pros y contras de alimentar con heno temprano

Alimentar con heno a los terneros lecheros antes del destete sigue siendo un tema de frecuente confusión y debate. ¿Deberías hacerlo en absoluto? Y si es así, ¿cuándo y de qué tipo? Los educadores de Penn State Dairy Extension, Coleen Jones y Jud Heinrichs, opinan sobre el tema en su manual muy completo sobre “La alimentación del ternero recién nacido”. 

Para empezar, dicen que la investigación claramente ha cuestionado la creencia arraigada de que los terneros predestetados necesitan heno para ofrecer “raspado” para iniciar el desarrollo del rumen. Pero señalan que hay otras razones por las que puede ser útil, así como muchas razones para retrasarlo. 

Los pros

  • Los terneros alimentados con formulaciones de iniciación granuladas o pellets pueden beneficiarse del efecto amortiguador del forraje. Algunos iniciadores granulados o pellets tienen altos niveles de almidón fácilmente fermentable, lo que puede causar acidosis ruminal, especialmente cuando los terneros comen grandes cantidades de 2 libras o más de iniciador por día. 
  • La alimentación con forraje puede proporcionar una abrasividad física que previene la acumulación de queratina en las papilas del rumen. Esto hace que el rumen sea más funcional y capaz de absorber más nutrientes. Sin embargo, se puede lograr el mismo efecto alimentando grano iniciador texturizado, con mayor consistencia y densidad de nutrientes. 

Los contras

  •  La alimentación con forraje no es necesaria para los terneros alimentados con granos de iniciación texturizados. Esta formulación inicial pone a los terneros en menor riesgo de acidosis porque el almidón en los granos enteros o parcialmente procesados ​​no está tan fácilmente disponible y, por lo tanto, no fermentará tan rápidamente en el rumen. 
  • La alimentación temprana de heno (en terneros tan jóvenes como el primer día de vida) puede disuadir a los terneros de consumir iniciador y, por lo tanto, reducir su ingesta energética. 
  • Los terneros tienen un espacio limitado en sus tractos digestivos. Los forrajes voluminosos llenan esta capacidad rápidamente, suprimiendo el apetito y nuevamente limitando la ingesta de energía. 
  • El forraje se descompone en el rumen en el aminoácido acetato, que no hace nada para el desarrollo del rumen. Los granos, por otro lado, se fermentan en butirato y propionato, los cuales juegan un papel importante en el desarrollo del rumen. 
  • La variabilidad en el consumo de alimento puede conducir a grupos de destete desiguales. Algunos terneros prefieren el forraje al grano y viceversa, lo que lleva a patrones de crecimiento inconsistentes entre animales de edad similar. 

Heinrichs y Jones sugieren posponer la alimentación con heno hasta que los terneros consuman de 5 a 6 libras de grano inicial texturizado por día, alrededor de las 7 a 8 semanas de edad. Si el grano de inicio está en forma granulada con altas cantidades de forraje digerible ruminalmente, el heno debe introducirse un poco antes, entre las 5 y 6 semanas de edad. 

En cualquier caso, no es necesario que el forraje sea de alta calidad. De hecho, se recomienda el forraje de calidad media, por lo que los terneros no eligen el forraje sobre el grano, lo que reduciría su ingesta energética.

Artículo escrito por Maureen Hanson para dairyherd.com

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

Fotografía: Si alimentar o no con heno a los terneros lecheros antes del destete es un debate de largo tiempo, todavía no hay una respuesta absoluta. (Adobe Stock)

0 Continue Reading →

Estándares de inmunidad pasiva actualizados

El manejo del calostro ha recorrido un largo camino en las granjas lecheras de EE. UU. En 1991, el Sistema Nacional de Monitoreo de la Salud Animal del USDA (NAHMS) registró una falla en la transferencia pasiva de inmunidad (FTP) en terneras lecheras de EE. UU. En un 41%. En 2007, cayó al 19,2%. Y en 2014, había caído al 13,7%. La mortalidad de las terneras también se redujo proporcionalmente con esas tasas de caída. Pero, frustrantemente, el porcentaje de terneras enfermas (morbilidad) apenas se movió. Con casi el 90% de los estándares de FTP “aprobados”, pero el porcentaje de terneras enfermas permaneciendo igual, los investigadores y expertos de la industria se preguntaron si se necesitaba un sistema de evaluación de FTP más alto y más delineado. Un equipo colaborativo de 18 de esas personas se puso a trabajar en la tarea, y los resultados de su trabajo se publicaron formalmente en la edición de agosto de 2020 de la revista Journal of Dairy Science. Jason Lombard, DVM, MS, coordinador del proyecto e investigador veterinario de USDA / NAHMS, brindó una mirada anticipada a sus recomendaciones en la Conferencia Anual de la Asociación de Terneras y Vaquillas Lecheras de 2020. Lombard explicó que el estándar actual de concentración sérica de IgG es> 10.0 g / L (aprobado) y 10.0 g / L (reprobado). Esto se traduce en niveles de proteína total en suero (que se evalúan más fácilmente en la granja) de > 5,2 g / dL y < 5,2 g / dL. “Acordamos como comité que cualquier nuevo estándar propuesto tenía que ser realista y alcanzable”, compartió Lombard. “También teníamos la firme convicción de que era necesario incluir estándares a nivel de rebaño, en lugar de solo a nivel de terneras”. En lugar de solo un criterio de “aprobación / reprobación”, el nuevo estándar propuesto por el equipo incluye cuatro categorías de IgG en suero: Excelente, Bueno, Regular y Deficiente, con los correspondientes niveles de IgG en suero de > 25.0, 18.0-24.9, 10.0-17.9 y < 10.0 g / L, respectivamente. A nivel de hato, proponen un estándar alcanzable de > 40% Excelente; 30% Bueno; 20% Regular y < 10% Pobre, en una población de al menos 12 terneras. También se han calculado los niveles de proteína total en suero correspondientes y los equivalentes de Brix, que se muestran en la Tabla 1. 

CategoriasNivel IgG (g/L)Nivel equivalente de Prot. TotalNiveles equiv. Brix (%)% terneras propuestas en cada categoría
Excelente> 25.0> 6.2> 9.4> 40%
Bueno18.0 – 24.95.8 – 6.18.9 – 9.3~30%
Regular10.0 – 17.95.1 – 5.78.1 – 8.8~20%
Pobre< 10.0< 5.1< 8.1< 10%

En una publicación de blog reciente, Ellan Dufour, MS, Nutricionista e Investigador Lechero junto con Hubbard Feeds examinó la aplicación práctica de estos datos. Señaló que las terneras en las categorías “Excelente” y “Bueno” deberían demostrar ser más saludables, y que se espera que lograr niveles más altos de inmunidad pasiva ayude a los productores lecheros finalmente a mover la aguja en términos de menor morbilidad general de las terneras. “La investigación ha demostrado, una y otra vez, que las terneras más sanas tienen mejores tasas de ganancia y eficiencia alimentaria”, dijo Dufour. “Esto, a su vez, da como resultado una reproducción más temprana, una menor edad al primer parto y una mejor producción de leche en la primera y segunda lactancia. Debido a que la salud de las terneras depende en gran medida del calostro, podemos argumentar que los lecheros serán recompensados ​​muchas veces en términos de beneficios a corto y largo plazo si el manejo del calostro se realiza correctamente “.

Artículo escrito por: Maureen Hanson para Dairyherd.com

0 Continue Reading →

¿Qué tan buena es su leche de desecho?

No asuma que la pasteurización es efectiva. Asegúrese de que las terneras obtengan los nutrientes que necesitan.

Durante una investigación en un gran rancho de terneras, tuvimos la oportunidad de analizar diferentes medidas de la calidad de la leche. Evaluamos los recuentos de bacterias (como un recuento de tanques a granel) tanto antes como después de la pasteurización, recuentos de células somáticas (SCC), pH (acidez), realizamos la prueba de alcohol para la coagulación y evaluamos los sólidos totales (contenido de nutrientes) en la leche de desecho utilizando un Brix , refractómetro de mano.

El refractómetro Brix que usamos midió los sólidos totales en el rango del 5 al 15 por ciento. Comparamos las lecturas de sólidos totales Brix con estimaciones de espectrofotometría de una gran cantidad de muestras de leche (algunas con agua agregada) en un laboratorio de calidad de la leche.

Si leemos un 8 por ciento de sólidos totales en el refractómetro, eso significa que en realidad tenemos aproximadamente un 10 por ciento de sólidos totales en la muestra de leche. Luego, analizamos la leche de desecho de 12 lecherías y descubrimos que algunas de ellas tenían muy pocos sólidos totales, incluida la leche combinada. Esto nos dijo que las terneras no estaban obteniendo los nutrientes que esperábamos de la leche entera. . . normalmente de 12,5 a 13 por ciento de sólidos totales. La forma más probable de tener un bajo contenido de sólidos es mediante la dilución de la leche residual con agua.

A continuación, queríamos evaluar la carga bacteriana. La mayoría de las muestras de leche de desecho tenían un gran número de bacterias, pero la pasteurización pareció eficaz para reducir considerablemente el número. Lo que no sabemos, sin embargo, es qué efecto tiene la ingestión de grandes cantidades de bacterias muertas en las terneras. Podemos especular a partir de estudios realizados en ratas que podría ser dañino debido a los altos niveles de endotoxinas por la muerte de bacterias coliformes, pero esto aún no se ha demostrado en terneras.

Los niveles altos de coliformes pueden conducir a niveles altos de endotoxinas en la leche. La pared del intestino normalmente actúa como una barrera para el paso de endotoxinas a la sangre, pero la ruptura de esa barrera por infecciones intestinales u otras causas podría conducir a endotoxemia sistémica. Sin embargo, muchos productores alimentan con éxito la leche de desecho pasteurizada.

Muchas granjas de terneras y lecherías utilizan placas de agar sangre o película de Petri para evaluar los recuentos bacterianos después de la pasteurización. Mantener las placas y una incubadora en funcionamiento puede no ser para todos, por lo que es posible que desee que su veterinario o laboratorio de calidad de la leche lo haga por usted.

La forma más sencilla de evaluar el deterioro de la leche parece ser estimar el pH de la leche con un medidor de pH portátil. El pH de la leche bajará inicialmente y luego aumentará, según la etapa de deterioro, el tiempo, la temperatura y los tipos y la cantidad de bacterias presentes. El deterioro puede afectar no solo el color y el olor, lo que podría afectar la ingesta, sino también el contenido de nutrientes.

En nuestra investigación, el pH se correlacionó con el porcentaje de sólidos totales. Cuanto menor sea el pH, menor será la medición de sólidos totales. Aunque la leche acidificada intencionalmente (por ejemplo, mediante la adición de ácidos orgánicos) se ha alimentado con éxito a las terneras, la alimentación con leche acidificada (estropeada) espontáneamente puede no tener los mismos efectos. El pH normal de la leche es de aproximadamente 6,5. De nuestras 12 muestras, teníamos cinco con un pH inferior a 6.1, lo que puede explicar algunos de los bajos totales de sólidos.

La prueba de alcohol es otra prueba de deterioro. También llamada prueba de coagulación con etanol, implica mezclar cantidades iguales de leche y 70 a 75 por ciento de alcohol. La coagulación se define como partículas finas de cuajada visibles en la leche. La prueba de alcohol no pareció determinar el deterioro de la leche tan bien como lo hizo el pH en nuestra experiencia.

Los recuentos de células somáticas de nuestras muestras fueron muy altos, ya que la leche provenía de los corrales del hospital en las lecherías. Es posible que el seguimiento del CCS no sea una forma rentable de evaluar la calidad de la leche. Sin embargo, los recuentos altos de células somáticas están asociados con un bajo total de sólidos lácteos y un bajo contenido de proteína láctea y pueden haber contribuido a los bajos totales de sólidos observados en algunas de nuestras muestras.

La leche entera superará a los sustitutos de leche estándar que tienen un 20 por ciento de proteína y un 20 por ciento de grasa en base a materia seca. La leche entera contiene aproximadamente un 27 por ciento de proteína cruda y aproximadamente un 29 por ciento de grasa.

Nuestro consejo para usted

Parece haber algunas formas sencillas de controlar la leche de desecho que se alimenta a las terneras.

• Identifique el deterioro usando un medidor de pH. Desechar la leche con un pH inferior a 6,3 o superior a 7,0.

• Identificar los sólidos totales en la leche de desecho. Si la leche no está en mal estado, pero puede haber sido diluida con agua, calcule el total de sólidos de la leche que se pasteurizará y considere agregar sólidos usando un sustituto de leche en polvo.

• Evalúe periódicamente el recuento total de bacterias de la leche combinada antes y después de la pasteurización. Esa es la única forma de asegurarse de que el pasteurizador esté funcionando correctamente.

Para ayudar a asegurar que las terneras jóvenes obtengan los nutrientes que necesitan, creamos una tabla para los comederos de terneras en el rancho de terneras. Vea la tabla.

El encargado de alimentar a las terneras primero debe colocar la muestra de leche residual en el refractómetro Brix y leer el porcentaje de sólidos totales. Cuando use el refractómetro con leche de desecho, debe limpiar la lente con alcohol para eliminar cualquier residuo de grasa que haya quedado de muestras anteriores, o las líneas que ve aparecerán muy borrosas. Nuestra tabla de conversión puede funcionar solo para el refractómetro Brix. Usamos (Reichert Brix 35HP que se lee en el rango de sólidos totales para la leche).

Después de obtener una lectura, puede ir a la tabla y leer la columna “% TS estimado de la leche de desecho” para encontrar el contenido “real”. Si el nivel de sólidos total deseado es 13 por ciento, y la leche está en un tanque de 100 galones, y la lectura de Brix es 8 por ciento, el alimentador deberá agregar alrededor de 29 libras de sustituto de leche en polvo a la leche de desecho en el tanque. en un 20 por ciento de proteína cruda estándar: sustituto de leche con 20 por ciento de grasa cruda.

Los costos adicionales indicados en las otras columnas se basan en una bolsa de 50 libras de sustituto de leche que cuesta alrededor de $ 45. Puede haber un punto de ruptura de costos en el que desee volver para tratar de ajustar los procedimientos de manipulación de la leche de desecho, como la dilución con agua en lugar de agregar leche en polvo de reemplazo.

Artículo escrito por: Dale A. Moore, Director of Veterinary Medicine Extension at Washington State University para Hoard´s Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

¿Debería suplementar el calostro?

En algunos casos, vale la pena el gasto en suplementos de calostro.

Es la comida más importante que recibirá un ternero, pero ¿es tan nutritiva como debería ser? Sin inmunidad para combatir las enfermedades, el calostro es esencial durante las primeras horas de vida. Sin embargo, no todo el calostro es igual. El uso de métodos de prueba, como un calostrómetro o un refractómetro, brinda a los productores la capacidad de determinar la calidad del calostro midiendo la concentración de inmunoglobulinas (IgG) presentes.

Según la Universidad de Penn State, más de 50 mg / ml de IgG deben estar presentes para que el calostro resulte ideal, en comparación con menos de 20 mg / ml de IgG para que el calostro falle. Sin embargo, la prueba de calostro de “rango medio” entre 20 y 50 mg / mL de IgG es donde la suplementación con calostro podría resultar una práctica beneficiosa para su sistema de manejo de calostro.

La suplementación con calostro les da a los productores la capacidad de aumentar el “poder” de su calostro al proporcionar IgG y grasas adicionales, que se pueden metabolizar rápidamente para obtener energía. Hacerlo puede ayudar a combatir la neumonía, la diarrea y otros problemas de salud. Evitar estas enfermedades significa que se pueden eludir los costos de tratamiento que pueden afectar la billetera.

Aunque existe un costo inicial asociado con la suplementación con calostro, los beneficios pueden tener efectos a largo plazo en la salud general y la producción futura de leche. Al buscar un suplemento de calostro, se debe buscar un calostro en polvo con al menos 100 g de IgG y 90 g de grasa para asegurar que un ternero que recibe calostro deficiente esté satisfaciendo todas sus necesidades nutricionales. Solo unas pocas cucharadas de suplemento pueden mejorar enormemente los resultados de esta comida fundamental.

Dado que las vaquillas de reemplazo son los animales más caros del rebaño, es fundamental que tengan un comienzo saludable desde el principio para que sean rentables. Aunque el calostro ideal puede no necesitar el refuerzo adicional, los terneros alimentados con calostro de rango medio podrían beneficiarse del valor de la inmunidad adicional.

Artículo escrito por Taylor Reach para Hoard´s Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

3 cosas a considerar al diseñar el programa de alimentación con leche

Cuando se suministra leche entera o un sustituto de leche a los terneros, no existe una solución única para todos los productores lecheros. La elección de cuál alimentar se reduce a menudo a la disponibilidad de leche entera de cada granja, sus costos, el precio actual de la leche y las capacidades de manejo de la granja. Ya sea que esté alimentando con leche entera, un sustituto de leche o una combinación de los dos, aquí hay tres cosas a considerar.


Proporción de proteína a grasa

Las lecherías normalmente alimentan a las terneras con sustitutos de la leche con alto contenido proteico, pero cuando se alimenta con leche entera, el porcentaje de grasa siempre será mayor que el porcentaje de proteína disponible. Echemos un vistazo a los pros y los contras de alimentar a las terneras con una dieta de leche más alta en proteínas que en grasa en la Tabla 1.

TABLA 1 Pros y Contras de alimentar con más proteína que grasa en dieta de leche para terneras.
PROS CONTRAS
Si el precio de la grasa es alto, un sustituto
de leche bajo en grasa te ahorrará dinero.
Las terneras pueden requerir grasa adicional (energía) en momentos de estrés, cambios estacionales y más.
La grasa tiene un efecto de saciedad, así que una dieta baja en grasa, resulta en una mayor ingesta de iniciador, por tanto, más desarrollo ruminal y menos estrés post-destete. Las necesidades de energía quizás no  logren el desarrollo adecuado si el sustituto de leche se ofrece en una baja tasa de alimentación.
Un mayor porcentaje de proteína puede desarrollar terneras más altas y largas “Tipo lechero”. Mucha grasa es “mas natural”. La ternera recibirá los mismos nutrientes como si fuera alimentada por una vaca.

Durante ciertas circunstancias económicas, como los bajos precios de la leche o la baja demanda de leche vendible, puede tener sentido que una granja alimente con leche entera vendible en lugar de un sustituto de leche. Normalmente es costoso alimentar con alto contenido de grasa, y esa ha sido una razón para no sobrealimentarla. Asegúrese de considerar cuánto cuesta la grasa en su dieta líquida.

Antes de comenzar o cambiar a leche entera, una lechería debe comprender la cantidad de proteína y grasa que contiene su leche. Para las granjas que desean alimentar con leche entera pero también están buscando mucho crecimiento magro e ingesta de iniciador en terneras, hay opciones para ajustar la proporción de proteína a grasa para acercarla a una proporción de 1: 1. Los productos conocidos como potenciadores o equilibradores de la leche entera están diseñados como aditivos de proteínas y vitaminas / minerales para la leche entera. Además, los sustitutos de leche con alto contenido de proteínas también se pueden utilizar de esta manera.


Tasa de alimentación


La tasa de alimentación se refiere a la cantidad real (gramos totales de proteínas y grasas) que consume la cría. Al seleccionar un sustituto de leche, el área principal de enfoque a menudo está en los porcentajes de proteínas y grasas. Los sustitutos de la leche a menudo se refieren por su contenido de proteína cruda seguido por el contenido de grasa cruda, como 20:20, 22:20 o 24:18. En cuanto a la leche entera, la Tabla 2 puede ayudarlo a identificar su porcentaje de proteína a grasa.

Aunque a menudo nos referimos a la alimentación líquida por los porcentajes de proteína y grasa, las terneras requieren gramos totales de proteína y gramos totales de grasa para satisfacer sus necesidades de mantenimiento y crecimiento. Por lo tanto, la cantidad de sustituto de leche o leche alimentada es clave para alcanzar los objetivos de crecimiento. Seleccionar la proporción adecuada de proteína a grasa para ajustarse a la tasa de alimentación es una estrategia para equilibrar proteínas y grasas. De esta manera, ni las proteínas ni las grasas son un nutriente limitante significativo, y las terneras están utilizando eficientemente los alimentos sin desperdiciar proteínas o energía.

Por ejemplo, si está alimentando un sustituto de leche 24:18 a una tasa baja de 1 libra por día, la energía sería limitada y la cría no utilizaría todas las proteínas que se le suministran. Pagar por la proteína que no se está utilizando es una pérdida de dinero. Una mejor solución puede ser alimentar con una dieta de leche 24:18 a la tasa recomendada de 2.5 libras por día. Esto aumentará la cantidad de energía que consume la ternera; por lo tanto, la energía ya no está limitada y la cría utilizará más proteínas.

Cuando se alimenta con sustituto de leche, una tasa de alimentación más alta generalmente requiere una mayor proporción de proteína a grasa. Esto es para equilibrar la ganancia permisible de proteínas con la ganancia permisible de energía y evitar limitar cualquiera de los nutrientes. A una tasa de alimentación de 2.25 a 2.5 libras por día, la proporción de proteína a grasa que recomiendo es de 1: 2 a 1: 4. Esta es una manera eficiente de utilizar proteínas y grasas para que ninguno sea un nutriente limitante. Por el contrario, la relación proteína / grasa en la leche entera es inferior a 1, lo que significa que la energía generalmente se sobrealimenta.


Requerimientos energéticos


Los requisitos de energía de una ternera cambian en momentos de estrés, como desafíos de salud, cambios estacionales, etc. En estos casos, las terneras podrían beneficiarse de una dieta alta en grasas.

Me gusta pensar en el exceso de grasa (generalmente visto con una dieta de leche entera) como una forma de proporcionar un “colchón” de energía que puede ayudar a las crías en momentos de estrés. Un estudio holandés demostró un ejemplo de una dieta alta en grasas que ayuda a las terneras a superar los problemas de salud. Mostró que las terneras alimentados con un sustituto de leche de alto contenido graso de libre elección tenían menos enfermedades respiratorias en comparación con los terneros alimentados con un sustituto de leche de bajo contenido graso de libre elección.

Además de la salud, las terneras requieren un mayor consumo de energía para mantenerse calientes durante los meses de estrés por frío, por lo que puede ser necesario aumentar la cantidad de grasa alimentada a las terneras en el invierno para alcanzar sus objetivos de crecimiento.

¿Qué pasa con los requerimientos de energía durante el estrés por calor? Las estrategias biológicas utilizadas para enfriar el cuerpo consumen energía, por lo tanto, aumentan los requisitos de mantenimiento de energía de los terneros. Desafortunadamente, agregar más grasa a la dieta de un ternero podría conducir a una menor ingesta de iniciación, que ya puede estar deprimida en momentos de estrés por calor. Para evitar una ganancia diaria promedio reducida en el verano, ofrezca agua fresca y de libre elección en todo momento, y utilice sombra y ventiladores cuando sea posible.


Medición de la eficiencia de alimentación de la leche


Cada vez que cambie una ración de alimentación líquida, considere controlar estos tres efectos:

¿Ha cambiado el crecimiento? Recomiendo pesar terneras al nacer, destetar y tres semanas después del destete. Idealmente, el peso al destete de una ternera debe ser el doble de su peso al nacer o con un aumento diario promedio (ADG) de 1.6 a 1.7 libras. Durante el destete posterior, el ADG de 8 a 12 semanas de edad debe ser igual o mayor que el ADG anterior al destete (1,6 a 1,7 libras).

¿Cuál es su costo por libra de ganancia? El costo por libra de ganancia rastrea lo que está poniendo en las crías contra el tipo de ganancia que está midiendo. Al rastrear esto en las lecherías, comparo los cambios a un programa de terneros para ver si su costo actual por libra de ganancia tiene sentido. Cuando se cambia el plano de nutrición, es importante asegurarse de ver el rendimiento esperado.

¿Qué eventos de salud han aumentado o disminuido? Mientras alimente con leche o un sustituto de leche, asegúrese de que no esté viendo un aumento en las diarreas o problemas digestivos. Puede producirse hinchazón o diarrea en las terneras cuando cambia la dieta líquida. Los problemas posteriores al destete, como la coccidiosis y las enfermedades respiratorias, a menudo se relacionan con una ingesta deficiente de grano iniciador. Aconsejo a las lecherías que midan la ingesta de inicio durante el período de transición de destete antes de que las terneras se trasladen a grupos posteriores al destete. Me gusta ver que las terneras consuman de 3 a 4 libras de grano inicial durante al menos tres días seguidos antes de que estén completamente destetadas.

Existen muchos otros argumentos relacionados con la salud y el manejo a favor y en contra de la alimentación del sustituto de leche y la leche entera. Como dije, no hay una solución única para todos. Trabaje con su nutricionista de terneras, así como con su equipo de manejo, para calcular los números y encontrar la mejor opción de alimentación de leche para su rebaño.

Artículo escrito por: Alyssa Dietrich, Especialista en Terneras y Vaquillas de Cargill Animal Nutrition para el sitio web: www.progressivedairy.com

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

Reglas de consistencia en la prevención de la hinchazón abomasal en terneras

Lamentablemente, la mayoría de los criadores de terneras lecheras están familiarizados con la hinchazón abomasal. Es la rápida acumulación de gas en el abomaso, lo que causa distensión abdominal, depresión, dolor, diarrea y, a menudo, la muerte. Puede aparecer tan rápido que las terneras que parecen estar perfectamente sanas en una alimentación se encuentran muertas en la siguiente.

Según Brian Miller, DVM, veterinario principal de Merck Animal Health, la hinchazón abomasal no es difícil de diagnosticar, pero es difícil de tratar. Miller le dijo a la audiencia de un reciente seminario web de la Asociación de terneras y vaquillas que el 50-60% de los casos son fatales, incluso con intervención veterinaria.

“La hinchazón abomasal ocurre más comúnmente en terneras de 5 a 14 días de edad, pero puede ocurrir hasta 21 días”, compartió Miller. Dijo que las terneras en esta etapa temprana de la vida son esencialmente monogástricas, y toda la leche o el sustituto de la leche se digieren en el abomaso. Esto hace que la función abomasal sea crítica en terneras jóvenes.

Los investigadores no entienden completamente la causa de esta enfermedad frustrante, pero Miller dijo que hay tres fuentes especulativas:

Bacterias productoras de gas en el abomaso (muy probablemente Clostridium perfringens o Sarcinia ventriculi).
Un exceso de carbohidratos fácilmente fermentables, junto con enzimas fermentativas, en el abomaso.
Cualquier cosa que retrase la tasa de vaciado abomasal.

Miller dijo que las bacterias clostridium son nativas tanto del tracto digestivo como del ambiente de alojamiento del ganado. Pero pueden volverse problemáticas cuando algo alimenta su crecimiento exponencial en el tracto digestivo, lo que resulta en la producción de grandes cantidades de gas y toxinas potentes.

“Los sustitutos de la leche a base de leche y de origen vegetal se suelen alimentar a las terneras. Pueden surgir problemas cuando hay problemas con la osmolalidad que afecta la forma en que el abomaso maneja una comida. Las soluciones de alta o baja osmolalidad retrasan el vaciado del abomaso, lo que permite a las bacterias tiempo adicional para fermentar nutrientes”, explicó. “Esto lleva a una producción / hinchazón excesiva de gas. Los factores que pueden afectar la osmolalidad incluyen: variaciones en los sólidos totales, adición de electrolitos a la leche o sustituto de la leche sin agua adicional; mezcla inadecuada (agitación); errores de mezcla del sustituto de leche; o alimentar a un sustituto de leche de baja calidad que no permanece en la solución “.

El veterinario señaló que los programas acelerados de alimentación líquida que entregan grandes cantidades de leche o sustituto de leche se han convertido en el estándar de oro para la alimentación que potencialmente permite a los terneros alcanzar su potencial genético para el crecimiento y la producción futura de leche. En lugar de una dieta “intensificada”, es más beneficioso colocar a las terneras jóvenes en dietas de leche de alto volumen lo más rápido posible después de recibir calostro para ayudarlas a alcanzar la pubertad temprana, una reproducción más rápida y una edad más temprana al primer parto.

Los programas de alimentación acelerada también han sido implicados como una causa de hinchazón abomasal. Miller no cree que ese sea el caso porque el volumen no es el problema mientras la calidad esté ahí. “La osmolalidad debe mantenerse en un rango saludable porque los sólidos totales altos en un programa acelerado ciertamente pueden contribuir a la hinchazón abomasal”, dijo. “Por eso es muy recomendable ofrecer agua libre de elección después de la alimentación para diluir los sólidos totales altos que pueden estar presentes debido a posibles errores de mezcla”.

Según Miller, el medio más importante de prevención de la hinchazón abomasal en las terneras es la consistencia, consistencia, consistencia. “La parte más difícil de criar terneras sanas, y evitar esta enfermedad en particular, es hacer las cosas simples de manera consistente, una y otra vez”, aconsejó. Esto incluye:

– Mida los sólidos totales cuando alimente la leche entera: con un refractómetro Brix y un estándar de evaluación de “Brix +2”, pruebe regularmente la leche entregada a la primera, media y última ternera. Aunque imperfecta, es una prueba de campo que permite a los criadores de terneras medir la consistencia de la dieta. Usada regularmente, permite a los cuidadores administrar la dieta para lograr consistencia y detectar cambios que puedan contribuir a posibles problemas. Si hay una oscilación mayor de 2 puntos en el total de sólidos, habrá una variación en el apetito y el potencial de problemas que incluyen la hinchazón abomasal. Una meta segura para los sólidos totales es 12-14% (no exceda el 15%).

– Mezcle adecuadamente: siga el mismo protocolo para ensamblar y agitar cada lote de leche o sustituto de leche. Los sólidos totales también deben evaluarse antes de alimentar cada lote. La leche de hospital puede variar mucho en contenido de sólidos.

– Incluya aditivos con cuidado: evite los aditivos múltiples, ya que esto puede alterar la osmolalidad de una fórmula terminada a niveles inaceptables.

– Monitorear la temperatura de alimentación: nuevamente, acceda a la primera, media y última ternera. El clima extremadamente frío puede requerir medidas adicionales para garantizar que la temperatura se mantenga igual desde la primera hasta la última cría.

-Aclimate a las terneras a una alimentación de gran volumen: una vez que las terneras reciben una comida de calostro de gran volumen, comience con alimentos de gran volumen desde el principio y manténgase constante. Esto reduce el riesgo de esta enfermedad, aumenta las tasas de crecimiento y mejora la inmunidad. Aunque 3 veces al día la alimentación sería ideal, en ausencia de esto, existe una evidencia cada vez más fuerte de que no es necesaria la dieta “intensificada”.

-Entregue alimentos de manera consistente: garantice el mismo alimento desde la primera hasta la última cría, de una alimentación a la siguiente, y consistencia entre los comederos. Reemplace los biberones desgastados para evitar velocidades excesivas de consumo.

-Desinfecte el equipo de alimentación: siga los protocolos de rutina para limpiar y desinfectar todo el equipo utilizado para mezclar y alimentar la ración líquida. Monitoree el saneamiento regularmente con hisopos ATP.

-Proporcione agua: suministre agua limpia y de libre elección dentro de los 20 a 30 minutos de la alimentación de líquidos.

Además de la formulación y prácticas de alimentación consistentes, una ternera sana comienza con una vaca sana. Para vacas secas y vaquillas de reemplazo, proporcione un excelente manejo del calostro; cama adecuada y espacio de descanso; un ambiente limpio, seco y de bajo estrés; buena ventilación y reducción del estrés por calor; y manejo enfocado del corral de maternidad. Estas prácticas mejoran la salud de las vacas y las terneras.

La vacunación con vacunas clostridiales de 7 vías y formulaciones de prevención de la diarrea también puede ayudar a controlar la parte bacteriana de la enfermedad. Miller sugirió administrar vacunas clostridiales a las vacas en última etapa de preñez para fortalecer su calostro, y luego implementar programas en todo el rebaño para administrar la misma vacuna a las terneras a los 3 y 4 meses de edad; previo a la inseminación y nuevamente en la última etapa de preñez. La administración previa al parto de vacunas contra la diarrea también proporciona protección calostral contra organismos como E. coli, rotavirus y coronavirus, además de Clostridium perfringens.

Miller aconsejó trabajar en colaboración con el veterinario y el nutricionista del rebaño para evaluar las causas, las medidas preventivas y los protocolos de tratamiento para la hinchazón abomasal en rebaños individuales. “Los criadores de terneras más exitosos son aquellos que prestan atención a los detalles, establecen protocolos y siguen la misma rutina, independientemente de lo que esté sucediendo en un día determinado”, dijo. “Controlar las cosas que puedas ayudará a tus terneras a superar las cosas que no puedes”.

Artículo escrito por: Maureen Hanson para Bovine Veterinarian; www.bovinevetonline.com

Fotografía: Maureen Hanson

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

¡Reduzca el estrés por calor incluso en sus terneras!

La mayoría de las veces, a medida que la temperatura sube, corremos directamente al granero asegurándonos de que los ventiladores y los aspersores estén listos y listos para funcionar. Sabemos que el estrés por calor tiene efectos dramáticos en la producción de leche, lo que nos afecta de inmediato en la salud de las vacas y en el bolsillo. ¿Con qué frecuencia durante los momentos de estrés por calor corres al establo a las chozas para ver qué pasa con tus terneras? El estrés en las crías aumentará la deshidratación, reducirá el consumo de alimento y disminuirá el sistema inmunológico. Lo más probable es que los nutrientes consumidos durante este tiempo se destinen más a tratar de expulsar el calor del cuerpo de la ternera en lugar de usar los nutrientes para crecer. A corto plazo, esto podría tener efectos sobre la ganancia diaria promedio, la incidencia de la enfermedad y la morbilidad. A largo plazo, esto podría tener efectos sobre el tamaño y la edad de reproducción al primer parto o posiblemente incluso la muerte. Bueno, el calor está aquí, así que ¡veamos qué podemos hacer para que nuestros terneros reduzcan el estrés por calor! Aunque hay muy pocos datos que nos indiquen cuándo los terneros realmente comienzan a experimentar estrés por calor, los terneros comienzan a gastar más de su energía para quedarse enfríe en temperaturas superiores a 78 F. Combine los niveles de calor y humedad, y el estrés aumenta aún más. Entre los signos visibles importantes de estrés por calor se incluyen:

 ·Movimiento reducido

 ·Ritmo de respiración más rápido

 · Jadeo con la boca abierta.

Hospedaje y ventilación

Si las terneras están alojadas en casetas en el exterior, abra la mayor cantidad de respiraderos posible para permitir que el aire fluya a través del corral. Una práctica común es apoyar el borde posterior de la caseta o jaulita de 6 a 8 pulgadas para permitir el flujo de aire. Las casetas de plástico pueden retener el calor y hacer que la temperatura dentro de la caseta sea mayor que la temperatura exterior. La investigación (Coleman et al., 1996) ha demostrado que proporcionar un espacio de sombra a unos 4 pies por encima de la caseta reducirá la temperatura interna de 3 a 4 grados y la temperatura corporal de la ternera en 0,5 grados en comparación con las terneras sin sombra. Si las crías se alojan en un establo con ventilación natural, considere usar ventiladores adicionales o un sistema de tubos de presión positiva diseñado para tasas de ventilación de verano. Una vez que las temperaturas alcanzan los 75 F, las paredes laterales de cortina en los establos deben estar completamente abiertas. Si bien la paja es un estándar de oro para la cama en invierno por su capacidad de anidación, la arena o el aserrín no retendrán tanto calor, lo que las convierte en opciones adecuadas para el verano. Independientemente de la elección de cama, aún se requiere un espacio de descanso limpio y seco.

Nutrición

Durante los momentos de estrés por calor, notamos una caída en la ingesta de alimento, mientras que los requerimientos de energía para el mantenimiento aumentan 20-30%, dejando a la pantorrilla con un sistema inmune deprimido y una mayor susceptibilidad a enfermedades y deshidratación. Este puede ser un buen momento para visitar a su nutricionista y reevaluar su programa de reemplazo de leche y asegurarse de que permita el mantenimiento y el crecimiento deseado. El aumento de la frecuencia de alimentación de dos veces al día a tres veces al día también puede ayudar a consumir requerimientos energéticos. Ofrecer pequeñas cantidades de iniciador de terneras con mayor frecuencia durante el día ayudará a mantener el iniciador fresco y a mantener la ingesta.

El agua limpia y fresca ayudará a prevenir la deshidratación y reducirá el estrés de las terneras cercanas al destete o las que han sido destetadas recientemente. Según la encuesta de USDA Dairy 2007, la edad promedio de las terneras que recibieron agua por primera vez fue de 15.3 días. Las terneras de menos de 2 semanas de edad son más susceptibles a la diarrea y se debe ofrecer agua en la primera semana de vida. Las terneras sanas bajo estrés por calor beberán entre 6 y 12 cuartos de galón de agua diariamente solo para mantener una hidratación normal. Las terneras gravemente enfermas bajo estrés por calor a veces requieren hasta 20 cuartos de galón para reemplazar lo que se ha perdido. Consulte el artículo “Reconocimiento de signos de deshidratación de la ternera” para proporcionar un uso temprano y agresivo de la fluidoterapia.

Manejo

Como siempre cuando se manejan animales, pero especialmente en momentos de estrés por calor, deben manejarse adecuadamente y con cuidado. Las rutinas como la vacunación o el descornado deben realizarse temprano en la mañana o más tarde en la noche. Hay muchas opciones para controlar las moscas durante los calurosos meses de verano, y puede tomar algunas formas diferentes de romper el ciclo de vida y prevenir la acumulación. Visite a los representantes de su industria local sobre aerosoles, cebos, aditivos y trampas que se pueden usar en la lechería. Mantener el área alrededor de las terneras limpia y seca y libre de malezas también ayudará a controlar las moscas. El estrés por calor causa depresión del sistema inmunitario y se vuelve aún más importante para mantener la limpieza ambiental durante este tiempo. Las áreas cálidas, húmedas y sucias son el ambiente perfecto para el crecimiento de microorganismos. Las bacterias, los parásitos y otros microorganismos dañinos pueden multiplicarse exponencialmente y crecer bien en estas condiciones. Tenga en cuenta que todos los equipos de alimentación (cubos de agua y alimentación, equipos de mezcla de leche, biberones y tetinas) se desinfecten utilizando los protocolos actuales recomendados para limpiar el equipo de alimentación y la carcasa. Al desinfectar la carcasa, asegúrese de que todas las áreas tengan el tiempo adecuado para secarse antes de volver a dormir o poniendo una nueva ternera en esa área.
Los recién nacidos son particularmente sensibles a los patógenos ambientales. Un sistema inmunológico bajo, el estrés por calor y un ambiente impuro significan un desastre para un recién nacido. Existen ciertas prácticas de manejo incluso antes de que nazca la ternera que afectarán la forma en que la cría manejará el estrés por calor. Las vacas secas estresadas por el calor tendrán una ingesta deprimida y, a menudo, terneras prematuras o de peso ligero. El estrés por calor durante el último período de gestación puede reducir la calidad del calostro. Se sugiere una revisión de la calidad del calostro durante los meses de verano para permitir una transferencia pasiva exitosa de inmunidad a la pantorrilla. ¡Tener un plan para combatir los problemas de estrés por calor en las terneras valdrá la pena ahora y años más adelante a medida que ingrese a la cadena de ordeño!

Artículo escrito por: Jennifer Bentley, Especialista en Lechería, Iowa State University Extension and Outreach, descargado de https://iastate.app.box.com/s/k03ebtq9dh72jbae0x392qumlc585oyd

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

Los problemas del calostro duplican la mortalidad en terneras

La crianza de un animal de reemplazo de rebaño saludable comienza al nacer. En algunas granjas lecheras, esto sigue siendo una fase desafiante en la vida de un animal lechero. Es durante este período crítico de crianza que se destaca un inquilino clave para la cría de terneras: la correcta administración de calostro.
 
Una encuesta exhaustiva realizada por el programa de Alta CRIA en Brasil reveló que la falla de transferencia de inmunidad pasiva es el principal factor relacionado con la muerte de las terneras. De acuerdo con la encuesta, las terneras con un uso ineficiente del calostro tenían 2.25 veces más probabilidades de no sobrevivir que sus compañeras de rebaño con transferencia de inmunoglobulina aceptable.
 
Cuando nacen las terneras, las recién nacidas no pueden producir suficiente respuesta inmune contra los desafíos encontrados, especialmente las enfermedades. Un calostro de baja calidad expone a las terneras a diarrea y neumonía, por ejemplo. Además, incluso cuando no es en casos extremos, estas enfermedades reducen el aumento de peso diario de las terneras y afectan directamente su producción y expresión genética.
 
De ternera a vaca.
 
El programa observa la relación entre la calidad, el tiempo y la cantidad del calostro ofrecido, con la incidencia de enfermedades y la eventual mortalidad de las terneras. Notamos que del total animales que registraron diarrea (44%) o neumonía (26%) como terneras, la mortalidad registrada fue del 5%.
 
Sin embargo, estos números muestran un progreso significativo sobre la encuesta del año pasado, donde la tasa de mortalidad de terneras alcanzó el 10%. El programa se encuentra ahora en su tercer año y hemos visto una mejora en los resultados. Los criadores de ganado pueden ver sus números y ver donde pueden mejorar.
 
Pobres hacedoras.
 
También evaluamos la relación entre las enfermedades con el aumento de peso en la etapa de destete. Por ejemplo, cuando no hay registros de diarrea y neumonía, el aumento de peso promedio es de 1.85 libras por día (837 gramos por día), pero este valor puede caer a 1.65 libras por día (749 gramos por día), una pérdida de 0.2 libras por día (88 gramos por día).
 
La encuesta se basó en la recopilación y análisis de datos de más de 70 granjas en 10 estados brasileños, con más de 19,000 becerras evaluadas desde octubre 2018 hasta septiembre 2019. Desde el comienzo del programa, la base de datos ha evolucionado para dar cuenta de más de 40,000 becerras.
 
El proyecto recolecta y gestiona los principales datos zootécnicos en la fase de cría de becerras de leche. Con la encuesta, los resultados de los cuestionarios aplicados a los productores de leche y el envío de datos, es posible definir estrategias, realizar evaluaciones comparativas y comparar resultados. También puede ser una base de datos valiosa para el desarrollo de la investigación en el área lechera.
 
El programa fue creado para reunir los principales indicadores zootécnicos en la fase de cría, ayudando a la gestión y permitiendo un panorama nacional de la cría de terneras lecheras. El proyecto también cuenta con la participación de un grupo selecto de asesores y técnicos que discuten y trabajan sobre los resultados y la innovación relacionados con esta etapa.
 
“Necesitamos conocer nuestra realidad. Está haciendo un trabajo muy importante para el país. Con estos números en mano, podremos delinear estrategias de investigación, trabajar en la extensión y descubrir en donde deberíamos tener más criterios”, dijo Sandra Gasteira, profesora de la Universidad Federal de Minas Gerais y consejera de Alta CRIA.
 
Carla Bittar, profesora de la Universidad de Sao Paulo, destacó que el programa es “una excelente oportunidad para que los productores aprendan no solo de sus números, sino que también comparándolos con el desempeño de sus colegas”. Gesteira y Bittar son ambas consejeras del programa Alta CRIA.
 
En esta tercera edición, los resultados también se publicaron en inglés, con la ayuda de uno de los asesores, José Eduardo Portela Santos, profesor en la Universidad de Florida, brindando la oportunidad de que los resultados sean leídos por investigadores de todo el mundo. Es importante tener en cuenta que las encuestas de este tipo generalmente se llevan a cabo por agencias públicas, como la encuesta del Sistema Nacional de Monitoreo de Salud Animal (NAHMS, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos.
 
Creando un índice de crianza.
 
La gran noticia de este año fue el lanzamiento del Índice Nacional de Cría de Terneras Lecheras (National Dairy Calf Breeding Index), que consideraba la eficiencia del uso del calostro, el aumento de peso desde el nacimiento hasta la etapa de destete y la tasa de mortalidad de las granjas que participan en el programa de Alta CRIA.
 
Se seleccionaron cinco propiedades con el mejor rendimiento en estas áreas, la primera fue el Chácara Rino, ubicada en Carambeí-PR, Brasil. Esto es importante porque otros productores podrán usar estas granjas como referencia, evaluar la situación dentro de sus propiedades y usar esta información para mejorar sus procesos. 
 
Artículo escrito por: Rafael Alves de Azevedo (Alta Genetics Brasil) y Glaucio Lopes (Alta Genetics) para Hoard’s Dairyman (Mayo 10, 2020). Los autores trabajan con el programa de Alta CRIA.
 
Traducción: MVZ Rafael Nava Gómez, SCCL México.
0 Continue Reading →
x

Get the BullSearch App!

For the best experience on a mobile device, download the Bull Search App

Download the App
Go to desktop site anyway