Skip to Content

Category Archives: Crianza de Becerras

el Bueno, el Malo y el Feo: lo que necesita saber sobre salud intestinal del becerro

La diarrea en becerras es un problema costoso pero común en las lecherías de hoy. De hecho, según los datos de NAHMS 2014, la diarrea fue responsable del 56 por ciento de las muertes de vaquillas pre-destetadas en ese año. Además, investigaciones recientes muestran que incluso cuando las becerras superan este desafío de la enfermedad, todavía hay consecuencias negativas en la forma de producción reducida de leche en la primera lactancia y aumento de la edad al primer parto. Por lo tanto, prevenir la diarrea es esencial para criar becerras sanas.

Durante su presentación en el 2018 la Especialista de Vita Plus Dairy Calf Summit, Jenn Rowntree, especialista en terneros y terneras de Vita Plus, compartió su visión sobre este tema y por qué un intestino sano es esencial para criar un becerro saludable.

El sistema inmune de la mucosa

El sistema inmune de la mucosa recubre todo el tracto gastrointestinal y sirve como una línea de defensa contra las bacterias invasoras. Intrínseco a esto, dijo Rowntree, es el microbioma intestinal del becerro, que consiste en buenas bacterias en el tracto gastrointestinal. Este microbioma es esencial para la salud del becerro ya que juega un papel crítico en el metabolismo del becerro, la regulación del tracto gastrointestinal y la respuesta inmune mediante la detección, prevención y eliminación de bacterias dañinas del tracto gastrointestinal.

Además de la bacteria, el sistema inmune de la mucosa posee barreras físicas y químicas que protegen a la cría de los patógenos. Las barreras físicas consisten en la capa de moco, que atrapa la microbiota, y el epitelio, que contiene las uniones estrechas. Estas uniones estrechas actúan como el principal regulador de la función de barrera intestinal. Las barreras químicas sirven para limitar el crecimiento de bacterias malas mientras protegen las bacterias buenas en la capa de la mucosa. Además, los péptidos antimicrobianos que actúan como parte de la barrera química ayudan a identificar y matar patógenos.

Desafortunadamente, este componente importante del sistema inmune de la cría no es impermeable y puede dañarse por el estrés, los antibióticos y los patógenos invasivos y oportunistas, como Clostridium perfringens, Cryptosporidium parvum, coccidia y rotavirus y coronavirus.

A los productores a menudo se les aconseja limitar el estrés en las becerras. Una de las principales razones para esto es el impacto que el estrés tiene en la salud intestinal. Cuando un animal está estresado, libera hormonas que hacen que el entorno intestinal cambie, lo que facilita que las bacterias dañinas se hagan cargo y abrumen el sistema inmunitario de la cría, causando que se enferme.

Los antibióticos no son necesariamente la respuesta y solo deben usarse cuando sea necesario, dijo Rowntree, ya que se dirigen tanto a las bacterias buenas como a las malas. De hecho, en algunos casos, los antibióticos pueden facilitar que las bacterias se hagan cargo, ya que las bacterias buenas se han reducido, lo que provoca un desequilibrio microbiano. Con esto en mente, Rowntree sugirió que las becerras con diarrea y apetito normal, pero sin fiebre, se controlen de cerca y se les administren electrolitos, mientras que a las becerras que tienen diarrea, falta de apetito y fiebre se les administran antibióticos y electrolitos de amplio espectro. Rowntree observó que esto siempre debe hacerse bajo la supervisión y orientación veterinaria, ya que las situaciones pueden variar.

Para dar a las becerras la mejor oportunidad de mantenerse saludables, Rowntree dijo que los productores necesitan hacer tres cosas:

*  Promover un microbioma intestinal diverso a través de un sistema inmune mucosal robusto y una buena nutrición.

* Limite el estrés.  Reducir la exposición a patógenos a través de protocolos de bioseguridad adecuados.

* Centrarse en la nutrición.  Al nacer, el microbioma del becerro (a) es casi o completamente inexistente, pero eso cambia drásticamente en las primeras 24 horas. Este cambio es importante porque cuanto antes se establezcan estas bacterias buenas, más difícil será para las bacterias malas establecerse en el intestino. Debido a esto, Rowntree aconsejó a los productores que alimenten a las becerras por lo menos con 4 cuartos de galón de calostro limpio y de alta calidad dentro de las cuatro horas posteriores al nacimiento. La glucosa en el calostro actúa como un prebiótico natural y alimenta a las bacterias buenas. Esto les ayuda a establecerse más rápidamente, protegiéndolas.

Para ayudar aún más con el desarrollo de la salud del intestino de las becerras, Rowntree dijo que ha visto las granjas tener un buen éxito con la alimentación de pequeñas cantidades de calostro durante las dos primeras semanas de vida, además de la alimentación inicial con calostro de 4 cuartos al nacer. Sugirió hacer esto congelando calostro en bandejas de cubitos de hielo y agregando un cubo de calostro por becerra por alimentación.

Luego, los productores deben enfocarse en la cantidad y calidad de la leche. La leche debe estar limpia y libre de bacterias dañinas, tener una osmolalidad similar a la de la vaca y ser alimentada a una tasa de 12 a 14 por ciento de sólidos. Además, Rowntree dijo que los productores necesitan asegurarse de alimentar a las becerras con leche suficiente para no solo satisfacer sus necesidades de energía para el crecimiento, sino también para apoyar la función inmune del ternero incluso durante temperaturas extremas.

Rowntree también aconsejó a los productores que proporcionen a las becerras un alimento iniciador de alta calidad tan pronto como sea posible. Hacerlo no solo promueve el desarrollo del rumen y facilita el destete temprano, también aumenta la capacidad de la cría para combatir las enfermedades. Lo hace alentando una expresión anterior de defensa antimicrobiana, que ayudan a identificar y matar los patógenos, e impacta positivamente la función de la barrera del tracto GI y la respuesta inmune.

Finalmente, alimentar con probióticos puede ayudar enormemente en la salud y el desarrollo del intestino del becerro ya que estos son una fuente de bacterias viables, viables y beneficiosas, o levaduras que interactúan con la microflora, el epitelio y las células inmunes del intestino. La única precaución que Rowntree tuvo aquí, sin embargo, es que los productores necesitan saber de dónde provienen los probióticos y necesitan llegar a las becerras en forma viva para obtener el máximo beneficio. Los probióticos, dijo, aún pueden ser beneficiosos para la cría cuando están muertos, pero ese no es siempre el caso.

Limite el estrés en las becerras

Como ya se mencionó, el estrés puede tener un impacto perjudicial en el medio ambiente en el tracto gastrointestinal y, a su vez, en la salud de las crías. Para mitigar esto, los productores deben enfocarse en estas siete áreas:

–  Minimizar el dolor asociado con los procedimientos siempre que sea posible
–  Evite factores estresantes simultáneos: descornado, vacunas, movimientos
–  Destete gradual
–  Control de temperatura: evite el calor o el estrés por frío (40 ° F a 70 ° F es ideal)
– Ambiente seco y bien cubierto
– Ventilación, volumen y área adecuados por becerro (a)
– Control de moscas

Minimice la exposición a patógenos

Rowntree dijo que le gusta pensar en la exposición a patógenos como un acto de equilibrio. En un lado de la escala está el sistema inmune del becerro y, por el otro, la exposición al patógeno. El objetivo de la granja debe ser mantener el equilibrio siempre a favor de las crías mediante prácticas adecuadas de bioseguridad y biocontención, mitigando las oportunidades del becerro (a) para la exposición a patógenos y proporcionándoles las herramientas necesarias para combatir la exposición a enfermedades cuando ocurra.

La realidad es que la diarrea y los patógenos que la causan siempre tendrán cierta presencia en una granja lechera. Sin embargo, con las herramientas y el manejo adecuados, los productores pueden reducir su prevalencia en sus granjas y brindar a las crías que se enferman las herramientas que necesitan para superar el desafío de la enfermedad.

 

Artículo escrito por: Jenna Hurty-Person, Editora de Campo para Progressive Dairyman

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

 

0 Continue Reading →

Preparado y listo: una mirada más cercana a la epigenética

¿Qué tienen en común el estrés por calor, el calostro de baja calidad y las ganancias diarias inferiores a la media durante el período previo al destete? Cada uno de estos puede afectar la expresión del potencial genético de una vaquilla lechera, traduciéndose en efectos de por vida tales como una menor producción de leche, una menor eficiencia reproductiva y una menor longevidad.

De manera similar, la disminución del estrés por calor, el calostro de alta calidad y el logro de las ganancias diarias promedio previas al destete pueden tener los efectos opuestos, produciendo un mayor potencial de producción de leche, una mejor eficiencia reproductiva y una mayor longevidad.

Una nueva y emocionante ciencia conocida como epigenética está arrojando luz sobre la importancia de las primeras etapas de desarrollo, ya que se relacionan con la productividad futura en múltiples especies, incluidos los humanos y el ganado lechero.

Más específicamente, la epigenética nos está ayudando a comprender la importancia de ciertos cambios fisiológicos que tienen lugar en becerros lecheros debido a su ambiente y nutrición en los primeros meses de vida.

Los resultados de estudios epigenéticos recientes informan mejor las estrategias actuales de alimentación de becerros, especialmente en los primeros 60 días de vida. Por ejemplo, un estudio de 2012 en la Universidad de Cornell, demostró el profundo impacto que las tasas de crecimiento en este período de tiempo previo al destete pueden tener sobre el rendimiento de una vaca más adelante en la vida.

En este estudio, por cada libra adicional de ganancia diaria promedio antes del destete, las vaquillas producirían más de 800 libras de leche adicional en su primera lactancia.

Esto fue confirmado cuando Fernando Soberon, gerente de servicios técnicos de Trouw Nutrition USA, y Mike Van Amburgh, profesor de la Universidad de Cornell, analizaron más de 14 estudios científicos en un meta-análisis que reveló una correlación aún mayor entre la tasa de crecimiento pre-destete y la producción de leche posterior.

Además, hemos aprendido que los efectos positivos se pueden “perder” debido a la mala nutrición antes de la pubertad. Lo más importante es que la oportunidad de modular el epigenoma solo está disponible durante períodos específicos de desarrollo y, si no se utilizan esas ventanas de oportunidad, estas eficiencias no se pueden recuperar más adelante.

La primera etapa donde la programación epigenética puede verse directamente afectada es durante el desarrollo en el útero. Esto se traduce en el período seco por razones más prácticas.

Un estudio de la Universidad de Florida ha demostrado que el estrés por calor durante el último trimestre de la gestación de una vaca tiene profundos efectos sobre las tasas de crecimiento, la producción de leche y la supervivencia del ternero prenatal. Por lo tanto, es importante minimizar el estrés por calor y satisfacer las necesidades nutricionales de las vacas secas para que el becerro preadolescente tenga éxito.

La próxima y probablemente más influyente área de oportunidad ocurre durante las primeras horas de la vida del becerro a través del calostro que recibe. En este momento, tanto la cantidad como la calidad del calostro son factores críticos para preparar a la cría para la productividad de la vida futura.

La calidad del calostro está determinada por el programa de la vaca seca, así como por el momento de la recolección después del parto.

En cuanto a la cantidad de calostro, un estudio de investigación en becerros marrones suizos realizado en 2005 observó tasas de crecimiento mejoradas, un aumento del 12 por ciento en la supervivencia durante la segunda lactancia y 2,200 libras más de leche producida en dos lactaciones en becerros alimentados con 4 cuartos de calostro en las primeras dos horas de vida vs los becerros que recibieron los 2 cuartos tradicionales.

Por lo tanto, se recomienda que los productores proporcionen 3 a 4 cuartos de galón de calostro de alta calidad dentro de las primeras dos horas de nacimiento y 2 cuartos de galón adicionales en la alimentación posterior.

Sigue habiendo otra área de oportunidad para los productores que desean preparar a sus becerros para su máximo potencial en el período anterior al destete, y esa es la tasa de crecimiento previa al destete.

Doblar el peso al nacer de la cría y lograr de 4 a 5 pulgadas de crecimiento estructural en 56 días son metas alcanzables de la tasa de crecimiento en el período previo al destete que ayudarán en la programación de una futura vaca lechera exitosa. Para una granja Holstein promedio, esto se traduciría en becerros destetados de más de 200 libras.

Hay una serie de consideraciones administrativas que son fundamentales para lograr estas ganancias diarias promedio objetivo. Incluyen el ambiente adecuado (ventilación y ropa de cama), saneamiento adecuado (equipo de alimentación y limpieza) y nutrición adecuada (2 a 2.5 libras de materia seca por día en la fase alimentada con leche).

El pago se produce más adelante en la vida si este crecimiento se mantiene durante toda la pubertad. No solo se observan mayores rendimientos de leche en vaquillas con estas metas de ganancia promedio diaria, sino que, como vacas, estos animales han mejorado las tasas de concepción, mayores pesos corporales al parto y una mayor longevidad en general.

Mensajes para Considerar:

  • La epigenética es un concepto poderoso. Existe una estrecha ventana de oportunidad para tener un impacto duradero en el rendimiento de por vida.
  • Alimente con calostro durante los primeros dos o tres días de vida.
  • Trate de alimentar con 2 a 2.5 libras de sólidos de materia seca durante el periodo de pre-destete para maximizar el peso corporal y el crecimiento muscular magro.
  • Tome medidas de peso y altura al nacer y al destete para administrar y monitorear el progreso.

 

Artículo escrito por: Melanie Soberon y Beth Keene para progressive Dairyman

Melanie Soberon es una escritora independiente con sede en Nueva York. Ella tiene un Ph.D. en nutrición de rumiantes y enseña en la Universidad de Cornell durante el verano.

Beth Keene es una especialista en crianza para Trow Nutrition USA.

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México

0 Continue Reading →

El uso de sustitutos de calostro como alternativa para reducir los tratamientos antibióticos en becerras lecheras al pre destete.

El uso de antibióticos en la agricultura es un costo adicional para el productor y una preocupación creciente para los consumidores. Alimentar con un producto de sustituto de calostro puede reducir la necesidad de tratamientos antibióticos en becerras al pre destete.

0 Continue Reading →

Neumonía en Crianza

También conocido como: Neumonía enzoótica

La neumonía en becerros es una enfermedad respiratoria causada por la inflamación en los pulmones, principalmente los alvéolos (sacos de aire). Es una enfermedad multifactorial causada por una variedad de organismos que incluyen virus, bacterias y micoplasmas. Los factores ambientales también son extremadamente cruciales en el manejo de la enfermedad.

0 Continue Reading →

5 puntos decisivos para desechar vaquillas

En estos días, los productores son buenos en la crianza de vaquillas.  Las prácticas de manejo reproductivo y crianza de becerras han mejorado dramáticamente a través de los años, resultando en una abundancia de vaquillas de reemplazo. 

0 1 Continue Reading →

Crianza de Becerras: Todo un ciclo

Las becerras que estás criando hoy representan el futuro de tu establo. “Se necesita una comunidad para criar un niño”. Lo mismo ocurre con la crianza de un ternero.

0 1 Continue Reading →

El estrés calórico y el impacto negativo sobre la transferencia de anticuerpos

Es bien sabido que el estrés por calor tiene un efecto negativo en la producción de leche. El calor extremo tiene también una influencia negativa sobre la producción de calostro de buena calidad en animales preñados.

0 0 Continue Reading →

El cuidado de las becerras es esencial para el futuro de la lechería.

Las becerras son esenciales para una operación lechera, ya que representan el futuro del hato y sus ingresos. También son el segmento mas vulnerable de un hato, altamente susceptible a las enfermedades con mayor índice de mortalidad entre el ganado lechero en sus primeras ocho semanas de vida.

0 0 Continue Reading →

La alimentación con calostro prolongada y salud de la becerra.

El calostro es bien conocido como la fuente de inmunoglobulinas IgG para becerros recién nacidos. El mayor enfoque en la alimentación de calostro (y con mucha razón) es el entregar suficiente IgG en calostro durante las primeras 24 horas de vida del becerro.

0 0 Continue Reading →

Manejo del Becerro Recién Nacido

Los becerros recién nacidos son la base del futuro de cualquier lechería. Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para garantizar que tengan el mejor comienzo posible. El ambiente del parto, el cuidado neonatal y la alimentación con calostro, todas son prácticas que contribuyen a tener una becerra saludable y productiva.

0 0 Continue Reading →
x

Get the BullSearch App!

For the best experience on a mobile device, download the Bull Search App

Download the App
Go to desktop site anyway