La seguridad juega un papel vital en cada granja lechera porque el objetivo ideal es terminar cada día con empleados y animales seguros y saludables. La seguridad es un rol que continúa siendo evaluado y mejorado para mejorar la industria y las experiencias de quienes trabajan y son parte de ella.

Minnesota Milk recientemente realizó un seminario web en línea el 25 de septiembre de 2018, titulado: “¿Qué tan segura es su granja lechera? Protegiéndolo a usted y a sus trabajadores”. En este seminario web, los oradores principales Jeff Bender, codirector de Upper Midwest Agricultural Safety y El Centro de Salud (UMASH) y Amy Liebman, directora de salud ambiental y ocupacional en Migrant Clinicians, discutieron lo que se puede hacer para mejorar la seguridad en cada granja lechera y los beneficios que se obtienen al hacerlo.

1. Manejo correcto del ganado.

Bender compartió que, según los productores, la habilidad del manejador humano es el factor más importante para establecer un buen flujo de ganado. Los números también sugieren que la calidad del flujo de ganado también puede desempeñar un papel en la seguridad.

Las personas que trabajan en la agricultura tienen ocho veces más probabilidades de morir en el trabajo que cualquier otra ocupación, con una tasa 40 por ciento mayor de lesiones no fatales. Además, aquellos dentro de la industria que trabajan con animales tienen una mayor tasa de lesiones. Un tercio de las lesiones en las granjas lecheras son causadas por interacciones con el ganado, lo que demuestra que el flujo del ganado es importante para la seguridad de una operación.

Tenga en cuenta que estos porcentajes y números solo provienen de incidentes reportados a través de la compensación de los trabajadores, lo que significa que hay muchas lesiones y enfermedades que no se registran. Esto hace que las estadísticas que tenemos sólo son la punta del iceberg a una imagen más grande.

Una forma de garantizar la seguridad y evitar que ocurran esas lesiones y enfermedades es asegurándose de que usted y sus empleados realicen una capacitación adecuada en el manejo de animales. Más específicamente, manejo de ganado bajo estrés o ganadería.

En términos simples, el propósito de esta técnica es administrar su ganado de una manera que limite el estrés tanto para ellos como para usted. Esto se puede hacer tomando conciencia de cosas como el vuelo de sus vacas, la percepción de la profundidad y las zonas de presión. Además, tenga en cuenta los puntos ciegos de la vaca y sus posibles comportamientos. Los beneficios de este método de manejo le permiten asegurarse de que sus empleados se sientan cómodos y seguros cerca de sus vacas, brinden a las vacas un cuidado de calidad y aumenten la producción de leche.

A continuación, se encuentran enlaces a los cinco videos cortos (todos en idioma inglés) que UMASH ha creado para demostrar estos principios y técnicas de destreza, cada uno de los cuales dura solo unos minutos.

  • Using Predictable Animal Behavior to Increase Milk Production
  • How to Cow Uses Her Senses
  • Working with the Pressure Zone
  • Moving Cows More Effectively
  • Making the Milking Parlor at Happy Place

 

  1. educaciónLa educación es un factor clave en las operaciones agrícolas seguras por muchas razones. Una de esas razones es que muchos trabajadores de la industria lechera son inmigrantes que tienen diversos antecedentes educativos, lo que a su vez conduce a diversos entendimientos de las prácticas de salud y seguridad. La mano de obra inmigrante representa el 51 por ciento de toda la mano de obra lechera, y el 79 por ciento de la producción de leche en los Estados Unidos es producida por esas lecherías. Esto causa una barrera del idioma, una barrera que, según los productores, se considera un desafío serio cuando se trata de la capacitación de los trabajadores.

 

Con el fin de llenar este vacío de capacitación de los trabajadores, Liebman y su equipo crearon el plan de estudios bilingüe para la capacitación de seguridad de los trabajadores lecheros. Este plan de estudios consta de cinco módulos diferentes, cada uno de los cuales cubre un tema diferente de salud y seguridad.

Cada uno de estos módulos incluye imágenes y mensajes simples para una variedad de escenarios para proporcionar a los empleados información educativa para mantenerlos seguros y saludables a los animales. Estos recursos están disponibles en forma de rotafolio y PowerPoint, así como en línea.

Algunos de los otros recursos provistos incluyen posters bilingües, todos los cuales se describen en inglés y en español. El propósito de estos módulos y recursos es ayudar a educar a todos los empleados, independientemente de su formación académica, acerca de los procedimientos adecuados de salud y seguridad necesarios para mantener una operación segura. Todo el plan de estudios se puede encontrar en el sitio web de la Red de Clínicos Migrantes.

  1. Comunicación continua.Finalmente, los dos pasos anteriores no pueden ser efectivos sin el último: comunicación continua. Luche por la comunicación constante y continua con los empleados sobre las prácticas y expectativas de manejo de su operación lechera, así como la comunicación constante y continua sobre sus procedimientos de seguridad y salud. La mejor manera de mantener esta comunicación en curso es establecer un horario. Haga un punto para tener reuniones mensuales o semanales con los empleados sobre el tema. Ayúdeles a darse cuenta de lo importante que es su seguridad y la seguridad de sus animales para usted y el peso que tiene en su granja.

    En palabras de Bender, el objetivo general es “crear una cultura de seguridad”. Ahora, esa cultura de seguridad se ve diferente para todos dependiendo de su operación, pero la comunicación debe ser regular. Pida a sus empleados que estén seguros todos los días; Conviértalo en un tema de conversación sobre una base regular. Estas tácticas y hábitos harán que los dos pasos anteriores sean efectivos, y son cruciales para ver mejoras en su operación.

    Los diferentes métodos enumerados anteriormente pueden ser muy efectivos para su operación si se usan individualmente, pero usar los tres es la mejor manera de garantizar la seguridad en su granja lechera, ya que funcionan de la mano. Sin embargo, todos estos métodos requerirán algún cambio, tiempo, consistencia y esfuerzo, que son un precio pequeño que pagar en comparación con los beneficios de tener una granja lechera segura donde los empleados y el ganado estén sanos, seguros y, sobre todo, felices.

 

Artículo escrito por: Ashley Hopkins Directora de Utah State University en Comunicaciones y Agricultura

Traducción: MVZ Brenda Yumibe, Alta Genetics México